Antidepresivos doblan riesgo de suicidio y agresión en niños

Gozde Zorlu resume el estudio ‘Suicidality and aggression during antidepressant treatment: systematic review and meta-analyses based on clinical study reports‘ (Tendencias suicidas y agresión durante tratamiento con antidepresivos: revisión sistemática y meta-análisis basado en informes de ensayos clínicos) publicado en el BMJ, British Medical Journal, el 27 de enero de 2016 realizado por Peter Gøtzsche et al. También hace referencia al editorial del BMJ escrito por Joanna Moncrieff.

Gozde Zorlu de The British Medical Journal
27 de enero 2016
Antidepressants double the risk of aggression and suicide in children BMJ

Antidepresivos aumentan suicidiosEn niños y adolescentes se dobla el riesgo de agresión y suicidio cuando toman uno de los cinco antidepresivos más frecuentemente recetados, según los resultados de un estudio publicado hoy en The BMJ.

Sin embargo, el riesgo real para todos los daños graves asociados — como mortalidad, agresión, acatisia y pensamientos e intentos de suicidio– sigue siendo desconocido para niños, adolescentes y adultos, dicen los expertos.

Esto es debido al diseño deficiente de los ensayos clínicos que evaluan estos antidepresivos, y al falseamiento de resultados en artículos publicados.

Los antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptacion de serotonina (ISRSs) y los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSNs) son los fármacos más frecuentemente recetados para la depresión.

Un equipo de investigadores de Dinamarca llevaron a cabo una revisión sistemática y metaanálisis de 68 informes de ensayos clínicos de 70 ensayos con 18.526 pacientes para examinar el uso de antidepresivos asociado a daños graves.

Éstos incluían muertes y pensamientos e intentos de suicidio además de agresión y acatisia, un tipo de agitación que podría desencadenar suicidio y violencia.

Examinaron ensayos controlados de placebo doble ciego que contenían narrativas de pacientes o listados de pacientes individuales de daños asociados.

Los daños asociados con antidepresivos con frecuencia no se incluyen en los informes de ensayos publicados, explican los autores. Esta es la razón por la que estudiaron informes de ensayos clínicos, preparados por las compañías farmacéuticas para la autorización de comercialización, e informes resumidos de ensayos, ya que ambos normalmente incluyen más información.

En adultos, no encontraron asociaciones significativas entre antidepresivos y suicidio y agresión. Sin embargo, un hallazgo novedoso fue que se dobla el riesgo de agresión y suicidio en niños y adolescentes.

Este estudio ha mostrado limitaciones en los ensayos, no sólo en su diseño, sino también en la información de los informes de ensayos clínicos, lo cual puede haber llevado a “una grave subestimación de los daños,” escriben los autores.

Compararon los resultados de informes de ensayos clínicos con datos de listados o narrativas de efectos adversos de pacientes individuales. Esto reveló una clasificación incorrecta de muertes y eventos suicidas en personas tomando antidepresivos.

Por ejemplo, cuatro muertes fueron falseadas por una compañía farmacéutica, en todos los casos favoreciendo al antidepresivo, y más de la mitad de los intentos de suicidio e ideación suicida, por ejemplo, fueron codificados como “labilidad emocional” o “empeoramiento de la depresión.”

En los informes resumidos de ensayos de Eli Lilly casi todas las muertes fueron mencionadas, pero los intentos de suicidio no se incluían en un 90% de los casos, e información de otros eventos era incompleta. Éstos eran “todavía menos fiables de lo que previamente sospechábamos,” escriben los autores.

Obtubieron los informes de ensayos clínicos de los antidepresivos duloxetina, fluoxetina, paroxetina, sertralina and venlafaxina de las agencias reguladoras del Reino Unido y Europa. Los informes resumidos de ensayos de duloxetina y fluoxetina los obtuvieron del sitio web de la compañía farmacéutica Eli Lilly.

Sin embargo, no pudieron obtener informes de ensayos clínicos de todos los ensayos y de todos los antidepresivos, y los listados individuales de resultados adversos para todos los pacientes estaban disponibles en sólo 32 ensayos.

“El riesgo real de daños graves es todavía desconocido [porque] la baja incidencia de estos eventos poco comunes, y el deficiente diseño e información de los ensayos, dificulta obtener estimaciones de efecto precisas,” explican.

Recomiendan “uso mínimo de antidepresivos en niños, adolescentes y adultos jóvenes, ya que los daños graves parecen ser superiores, y ya que su efecto parece ser inferior a lo que es clínicamente relevante,” y sugieren tratamientos alternativos como el ejercicio físico o la psicoterapia.

También reclaman la necesidad de identificar “información escondida en informes de ensayos clínicos para poder tener una visión más exacta de los beneficios y de los daños de los fármacos.”

Antidepresivos aumentan suicidios MoncrieffEn un editorial acompañante, Joanna Moncrieff de la University College London, coincide en que “los reguladores y el público necesitan acceso a datos más amplios y fiables”, y que los informes de ensayos clínicos “con toda probabilidad subestiman el alcance de los daños asociados a los fármacos.”

Más de la mitad de los informes de ensayos clínicos no tenían listados de pacientes individuales y “esto nos obliga a preguntarnos cuántos más efectos adversos habrían sido revelados si [éstos] estubiesen disponibles para todos los ensayos, y suscita preocupación en cuanto a por qué se permite que esta información sea retenida.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s